Desenlace prematuro

Rozar las coincidencias y contemplarlas aunque sólo por un instante debiera confortar mi espíritu hambriento de certeza.

No estaba enamorada, pero me punzan los fragmentos afilados en que se tornaron las ilusiones.

Aunque las expectativas estaban delimitadas por los pocos detalles, saber que sus sentimientos no me corresponderán me hace desearlos más.

Si no era para mí, ¿por qué se interpuso en mi camino? Si sólo tenía que aprender algo de él, ¿por qué la ensañanza debe permanecer ligada a su recuerdo?

No lloro por perder lo que nunca fue mío, si no porque tenía la faz de mis sueños y ahora estos se han modificado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s