Impulso controlador

Cuando tomo una decisión y comienzo a analizar las acciones que implica, mi impulso controlador entra en piloto automático.

La ansiedad también se instala al imaginar las posibles complicaciones.

Hace falta un respiro profundo para desacelerar los pensamientos. Tras convivir con la ‘controlitis’ desde que recuerdo y décadas de intentar dosificarla, aún me queda trabajo en el aprender a soltar.

Tengo un proyecto importante en manos y me agobian todos los trámites y detalles que pueden salir mal. ¿Qué puedo hacer? Actuar con diligencia y realizar cada paso necesario sin procrastinar. Si surgen imprevistos, a solucionar uno por uno.

Dejar ir y confiar en que, si es positivo y conveniente, se logrará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s