Hoy no

El novedoso primer mes de 2017 se agotó y una vieja conocida me llama detrás de la puerta del tiempo suspendido,  susurrando: “hoy no, mañana sí”.

Temo esa tibieza de espíritu que me hace desistir de mis propósitos, especialmente el de dejar un testimonio.

Porque año con año, algunas experiencias maravillosas, tristezas reprimidas y sentimientos primerizos se vuelven palabras jamás escritas. Memorias perdidas.

Procrastinación, hoy no quiero escucharte. Mañana tampoco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s