Pas aujourd’hui

Algunos días empiezan luminosos y todo parece fluir en armonía, incluso de repente me sorprendo con una sonrisa en los labios sin razón aparente. Y de la contentura exaltada, se cae la emoción como cuando termina el paseo en montaña rusa.

Y mi sentimiento se vuelve una memoria visual de la película de “Amélie”, una de mis favoritas desde la primera vez que la vi.

En una escena, la vecina triste, que vive en el pasado, le quiere contar una feliz noticia que le ha devuelto la sonrisa al rostro. Y le pregunta: “¿Crees en los milagros?”.

Y Amélie, usualmente dispuesta a hacerlo y quien intervino directamente para provocarle alegría, ahora siente una decepción amorosa. Su respuesta: “No, hoy no”.

Pero a pesar de su tristeza por creer que el joven a quien ama no le corresponde, llega a casa e imagina un sueño feliz.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s