Apegos

A sabiendas de que nada dura para siempre, resulta comprensible, natural, aferrarse a los momentos y actividades felices; a las personas con quienes se siente la confianza de ser tal cual somos, con quienes hay empatía y reciprocidad.

Pero, ¿por qué el apego a los amores no correspondidos, o que me rechazaron y hasta traicionaron?

Más vale dejar esos recuerdos enterrados, si es que no están perdonados aún.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s