Reintentos

¿Cuántos intentos son suficientes antes de tirar la toalla?

Cuando se trata de personas, sean llamadas, cartas o mensajes sin respuesta o comentarios que no invitan a la conversación, suelo guiarme por la ilustrativa metáfora beisbolera del ”strike 3”. Después de fallar tres veces y quedar abanicando, mi interés queda muy disminuido.

Al comenzar a conocer a alguien, o con viejos conocidos reencontrados, no me importa tomar la iniciativa de saludar y, tras ponernos de acuerdo y vernos, puedo seguir siendo la que llame o envíe mensaje para una próxima reunión…

Pero si me cancelan una reunión o cita y no ofrecen reagendarla, a veces solo llego al segundo intento.

Si bien sé que el amor surge a pesar de la falta de correspondencia y resulta satisfactorio dar sin esperar algo a cambio, las relaciones involucran a dos y cuando se quiere, se muestra interés.

Probablemente la tenacidad y perseverancia dictan hasta siete y más intentos, pero confío que la persona que se volverá mi amiga o pareja tendrá la amabilidad y empatía suficientes para no rechazarme en más de tres ocasiones. La tercera es la vencida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s