Aridez rodadora

Una fotografía a propósito de la frontera entre México y Estados Unidos me llamó la atención esta semana porque mostraba arbustos secos junto a una valla.

Me remitió a mi infancia, a imágenes de plantas rodadoras en el desierto de Baja California y de California.

Observarlas mientras giran con rapidez impulsadas por el viento, a veces dos o más, resulta un espectáculo singular. Aún me parece mágico.

A pesar de volverse áridas y espinosas, aún parecen danzar, llenas de vida. Pues en su viaje van esparciendo sus semillas por doquier.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s