Por unos segundos

Al despertar por las mañanas generalmente sé dónde estoy y si es día de trabajo o descanso.

En cualquier caso, miro la hora para determinar si me levanto de una vez o vuelvo a dormir. No hay más nada por decidir.

Pero cuando me duermo a una hora inusual, como en la tarde -no acostumbro las siestas- o cuando ando de viaje, hay unos segundos en los que no sé dónde estoy ni qué día es.

Esa sensación me desconcierta y emociona a la vez… parece que aún sigo soñando. Y, si al tomar consciencia de que no necesito levantarme para trabajar o hacer algún pendiente, vuelvo a cerrar los ojos e intento guiar mis sueños.

Por otros segundos siento que tengo el poder de decidir y emprender lo que deseo, no solo lo que debo hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s