La inercia de ocuparse

El cuerpo se siente pesado luego de la actividad constante para conjurar la pasividad.

Todo por evitar ese ocio en el cual resurgen los pensamientos de fallas, rechazos y derrota anticipada.

Temo acostarme temprano porque, si el sueño no llega pronto, las divagaciones se dirigen al pasado. Es preferible ocuparse en lo presente hasta el agotamiento. Ocuparse y no preocuparse.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s