Soledad en compañía

“¿Más vale sola que mal acompañada?”, me preguntó el taxista que me trasladaba al concluir un viaje reciente, luego de enterarse que yo estaba de turista sin acompañantes.

Asentí no solo por responder; esa frase me pareció acertada y también muy familiar.

Debo haberla escuchado de niña y con el paso del tiempo, al escuchar historias y observar experiencias cercanas, me parecía que tenía sentido. Aún lo tiene.

Y no se limita a acompañantes en cuestión amorosa, también en viajes.

Aunque prefiero andar de turista junto a alguien más para poder compartir  impresiones, a veces las vacaciones o planes de los amigos no coinciden. Entonces más vale viajar sola que no viajar.

E incluso cuando se escoge a un conocido como compañero de un tour, cuando aspectos de su personalidad  o costumbres chocan con las propias, la convivencia puede tornarse dífícil. Más vale continuar el trayecto por tu cuenta que con alguien que te hace sentir más sola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s