Mirar sin asombro

Hace meses que no planeo un paseo solo para tomar fotos, ni siquiera una hora para visitar un museo, templo o las afueras de un edificio fotogénico.

El robo de mi cámara SLR aún proyecta sombra en mi entusiasmo por retomar la práctica de mi afición, aunque no debe ser motivo de excusa.

Obviamente me falta el instrumento, pero también he hecho a un lado las tomas con el celular y mi otrora activa cuenta de Instagram.

Si bien realizo otras actividades creativas, empiezo a sentir una alarma por este alejamiento…

Puede significar que mi entorno me parece rutinario o miro demasiado al suelo.

Temo perder sensibilidad y que mi alrededor no me asombre;  temo la ceguera de la costumbre y de recorrer los mismos caminos sin salir de la ruta familiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s